Feed on
Posts
Comments

Aunque a priori pueda parecer raro, una de las plagas más comunes hoy en día en nuestras ciudades son las aves. A pesar de que se consideran animales beneficiosos en la mayoría de los casos, estos animales llegan a tener varios puntos negativos cuando se asocian con las personas.

Plagas de palomasProblemas de salud pública (ya que pueden llegar a transmitir enfermedades), de contaminación de nuestros alimentos y de numerosos daños en estructuras de edificios y monumentos son los principales efectos negativos.

En nuestra vida cotidiana, raramente llegamos a plantearnos la posibilidad de ver a las aves de nuestra ciudad como una plaga. Es más, casi siempre estos animales se consideran como un elemento agradable de contemplar en los parques, jardines, etc. Y generalmente es así, hasta que su población crece de tal modo que algunas especies empiezan a suponer una amenaza. Especies de aves como palomas, gorriones, estorninos, y gaviotas son las que generalmente pueden llegar a convertirse en una verdadera plaga.

En el caso concreto de las palomas (el más abundante hoy día), las ciudades ofrecen un hábitat al cual este animal se ha adaptado perfectamente, casi sin depredadores, con lugares altos y resguardados en los que anidar, y con abundancia de alimento. Estas condiciones provocan su explosión demográfica, y  de esta manera que acaba pasando de ser un simpático pajarillo a convertirse una plaga.

A continuación, contamos un caso curioso de una empresa hotelera que nos comentó su problema un poco angustiada, pues la presencia de una gran cantidad de aves estaba afectando cada vez más a la estructura del hotel.

¿Soluciones sostenibles?

En el caso del hotel que nos pedía consejo, los problemas que le generaba el tránsito de las palomas eran principalmente la emisión de ruidos molestos y sus excrementos en las terrazas de las habitaciones. Esto no sólo era desagradable a la vista y al olfato, también provocaba manchas y la prematura corrosión y oxidación de estructuras de metal y otros objetos de las terrazas de las habitaciones, influyendo finalmente en uno de sus pilares básicos: la satisfacción de los clientes.

Al estar este hotel bastante comprometido con el cuidado del medio ambiente y la gestión sostenible,  tenían la principal idea de combatir este problema mediante las medidas lo menos agresivas posibles En seguida se recomendó la contratación del servicio de control ecológico de dichas aves. Por lo que, entre las diferentes opciones, comenzaron utilizando los siguientes métodos biológicos de control de plagas:

  • Extracción in-vivo de palomas domésticas (en este caso Columba livia sp) con jaulas-trampa de carácter selectivo y sin causar daño alguno ni sufrimiento a los animales.
  • Utilización de una ave rapaz (Águila de Harris) para ahuyentar a las gaviotas (concretamente de la especie Larus Michaellis sp). Este último es un sistema de control que reduce la población de las palomas de un lugar, mediante la presencia de sus depredadores naturales.

Además, este sistema también actuó como ahuyentador para las gaviotas que solían sobrevolar el lugar, ya que el hotel en cuestión se situaba a pie de playa. Por último, para poner la guinda a estas acciones sostenibles, las palomas capturadas eran destinadas al proyecto Life de la Unión Europea: “Conservación y reintroducción de lince Ibérico en Andalucía”.

Para finalizar, comentar también que es muy importante tener en cuenta que cada solución depende de cada situación en particular, de la especie a controlar, del número de ejemplares y de su vinculación al lugar que queremos proteger. Por ello, antes de elegir cualquiera de los métodos disponibles, es recomendable consultar a un experto que nos indique cuáles podrían ser efectivos en cada caso concreto.

Si conoces o te ha ocurrido algún caso similar ¡anímate y compártelo aquí!


 Natalí es licenciada en Ciencias Ambientales y transmite a los que estamos con ella su gusto por lo auténtico y por las cosas bien hechas. Además es la “calculadora” de la cuadrilla, quien mantiene a raya a todos los hoteles, asegurando justicia en cada puntuación ambiental. Su experiencia y formación adicional en turismo responsable, junto con su ilusión por este proyecto, le dan las armas necesarias para lidiar con lo que se presente. Además, una gran pasión por viajar, por los deportes al aire libre y por la naturaleza, le sirven como una formación extra en su currículum que le viene como anillo al dedo a su puesto. Leer más de este autor


Quizá también te interese...

Leave a Reply

Newsletter

Responsible Hotels is member of Sustainable Travel International
Responsible Hotels is member of Global Sustainable Tourism Council
Responsible Hotels Logo
Sobre nosotros Sobre el criterio Turismo Responsable Promoción Categorías Directorio de empresas