Feed on
Posts
Comments

El turismo responsable está cada día más extendido y muchos viajeros sostenibles buscan antes de emprender un viaje los establecimientos y productos que sean más respetuosos con el medio ambiente. Pero, ¿cómo elegir un hotel verdaderamente responsable? Con este objetivo se han creado en las últimas décadas etiquetas ecológicas que facilitan una elección sostenible. En Responsible Hotels te invitamos su origen.

El primer compromiso medioambiental nace del frío nórdico. Nuestros vecinos del norte de Europa fueron los primeros en tomar conciencia ecológica llevada al terreno político. En 1989 el Consejo de Ministros Nórdico aprobaba la ‘Nordic Ecolabel’ más bien conocida como etiqueta ‘Swan’ (Cisne). Este fue el precedente que impulsó en 1992 que la Unión Europea creara la eco-etiqueta de la flor, signo distintivo de los productos y alojamientos verdes en nuestro continente.

En sus casi 25 años de recorrido este cisne ha marcado un antes y un después en el respeto a nuestro medio ambiente, ya que los requisitos para conseguir esta etiqueta son muy estrictos. Para que se otorgue la ‘Nordic Ecolabel’ hay que realizar primero un estudio medioambiental y evaluar si es posible mejorar de forma positiva el impacto en la naturaleza. Los criterios se revisan cada tres años para mantenerlos actualizados.

Esta etiqueta promueve la sostenibilidad de los productos y servicios evaluando todas las fases del ciclo vital: desde las materias primas utilizadas hasta el uso en la vida real y la gestión de los residuos.

Los pioneros

Una de las primeras cadenas hoteleras pioneras en conseguir la etiqueta Swan fue la nórdica ‘Scandic’, con 70 hoteles distribuidos por Suecia, Dinamarca, Finlandia y Noruega reconocidos por su política medioambiental. En sus habitaciones, plásticos y sintéticos son sustituidos por maderas, algodón y lana. Los productos del baño son biodegradables y hasta los alimentos de los desayunos proceden de cultivo ecológico.

Así pues la ‘Nordic Ecolabel’ y su hermana la ‘ecoetiqueta europea’ con el símbolo de la flor, velan por reducir los efectos ambientales adversos, comparando productos y servicios de su misma categoría, contribuyendo así a un uso eficaz de los recursos y a un elevado nivel de protección del medio ambiente. El objetivo es proporcionar a los consumidores información objetiva para que pueda evaluar los impactos de un determinado establecimiento.

Los países nórdicos han sido renombrados actualmente también como los “países verdes” por cuidar notablemente la ecología. El cisne, que es uno de los animales significativos de este ecosistema, fue el elegido para representar su conciencia medioambiental, conciencia que han extendido al resto de Europa. Los turistas responsables que quieran visitar esta zona podrán reconocer ya el símbolo que caracteriza los alojamientos sostenibles: el cisne que vela por el medio ambiente.


 El blog de Responsible Hotels sobre la gestión ética y responsables de establecimientos hoteleros. Nos preocupa el medio ambiente y la biodiversidad. Nos encantan los viajes, investigar sobre sostenibilidad y los fines de semana largos. Leer más de este autor


This post is also available in: Inglés

Quizá también te interese...

Leave a Reply

Newsletter

Responsible Hotels is member of Sustainable Travel International
Responsible Hotels is member of Global Sustainable Tourism Council
Responsible Hotels Logo
Sobre nosotros Sobre el criterio Turismo Responsable Promoción Categorías Directorio de empresas