Feed on
Posts
Comments

Por Carlos Buj y Fuensanta Muñoz

Cuando un cliente se hospeda en un hotel, no piensa los efectos de su estancia. Se va sin conocer el volumen el impacto medioambiental que haya podido generar. Sin embargo, si los hoteleros dedican un tiempo a tiempo a pensar cómo reducir los consumos por cliente y noche, lograran reducir los impactos medioambientales y las factoras de agua y luz.

Productos ecológicos

Los supermercados tienen la capacidad de modificar lo que el consumidor se encuentra en la estantería y excluir los productos insostenibles.

El cliente tiene cierto margen de maniobra (puede no dejarse las luces encendidas, no abusar del aire acondicionado, etc.). Podemos intentar concienciar a los clientes pero cambiar los hábitos de toda una vida es complicado. Otra opción a nuestro alcance es… hacer que tenga un comportamiento ecológico con algunas medidas. Este concepto se ha venido a llamar Choice-editing o “editar las decisiones” es castellano.

¿Se han fijado en que las luces de la habitación no funcionan sin la tarjeta para entrar? Al llevarse la tarjeta apaga las luces. Es una forma sencilla de evitar que el cliente se deje las luces encendidas.

Otros hoteles han optado por relacionar el funcionamiento del aire acondicionado con la puerta o ventana: cuando éstas se abren, el aire acondicionado se apaga automáticamente. Limitar el caudal de agua en los grifos, hacer que el expendedor de champú dosifique adecuadamente y otras tantas medidas “editan la decisión de compra” haciendo que la opción irresponsable sea imposible.

Hilando fino, conseguiremos que estas medidas no repercutan en la satisfacción del cliente. Serán muy pocos los clientes que se quejen por medidas de este tipo.

¿Se está haciendo lo correcto por parte de los hoteles? ¿debería cambiarse la actitud del hotel ante comportamientos de este tipo anteponiendo el impacto medioambiental y residual que tienen este tipo de clientes a la satisfacción y agradecimiento al cliente por haber confiado en ellos?

Entregarles a los clientes un informe sobre los impactos de su estancia allí no sería comercial. Pero sí podría ser una propuesta interesante entregarles a sus clientes al final de su estancia un informe de los impactos que ha ocasionado en ese hotel, comparándolo con cualquier otro hotel que no tenga ningún control del consumo energético ni residual, y ver así el ahorro que ha generado contra el impacto ambiental. A muchos les dejará fríos pero cada vez serán más los que apreciarán el esfuerzo.

Si cada vez hubiesen más hoteles y establecimientos preocupados por ser más sostenibles y responsables, el perjuicio que se evitaría sería importante. Sería una forma de conservación del medio a través de prácticas al alcance de todos y de una manera generalizada.

Hotel Fuerte Marbella, ejemplo de hotel sostenible


 El blog de Responsible Hotels sobre la gestión ética y responsables de establecimientos hoteleros. Nos preocupa el medio ambiente y la biodiversidad. Nos encantan los viajes, investigar sobre sostenibilidad y los fines de semana largos. Leer más de este autor


Quizá también te interese...

Leave a Reply

Newsletter

Responsible Hotels is member of Sustainable Travel International
Responsible Hotels is member of Global Sustainable Tourism Council
Responsible Hotels Logo
Sobre nosotros Sobre el criterio Turismo Responsable Promoción Categorías Directorio de empresas